Sobre la palabra playo

0
82

Por Tomás Garay García
@_tomasgaray_

Teniendo claramente en cuenta lo que verdadera e históricamente significa ‘playo’, ¿qué implicaciones posee decirla, adaptarla y normalizar su uso en el vocabulario normal y de diario?

El Pride se enfoca en que ninguna persona se avergüence de lo que decida ser: sexo biológico, orientación sexual, identidad sexual o rol de género. Una de las maneras en las que se manifiesta este mes, hoy en día, es mediante la educación; por cuanto, se presenta un análisis morfológico sobre el uso de palabras homofóbicas, su historia y contexto, así como diferentes derivados que influyen en esta palabra; específicamente, la palabra playo. Para comprender bien esta palabra es necesario remontarse brevemente un poco en su historia. En Costa Rica, a inicios del siglo XX, se inaugura el Almacén Macaya, el cual concentraba en un único lugar todo lo que cualquier persona fuera a necesitar. Entre las diferentes secciones de este almacén, se encontraba una ferretería, la cual dentro de su catálogo de ventas incluía los playos, o como se conoce mejor: alicates. La interrelación entre estas dos palabras se debe a la traducción inglesa de alicate: plier. Su inusual característica era que “su forma antropomorfa daba la impresión de una persona con las piernas corvetas”, o arqueadas. También sus puntas tienen la cualidad de prensar cualquier objeto fuertemente haciendo difícil que lo ceda.

 

Y ese sería el contexto del origen de la palabra playo, una analogía entre las personas homosexuales y los alicates: parecer que tienen sus ‘piernas abiertas’ y ‘todo lo que agarra es difícil que lo suelte’. De acá se parten expresiones como ‘¿Le gusta que le metan un alambre como a los playos?’ o inclusive ‘A usted le gusta que le dejen las piernas como a los playos, ¿verdad?’. De esta frase se puede concluir, claramente, que decir playo no es nada más ni nada menos que una referencia a que los homosexuales (gays) son personas que van con las piernas abiertas ‘esperando el alambre’. Además de engrandecer a los gays que se consideran activos mientras que se degradan a los gays pasivos. De hecho, al terminar de leer este artículo o en este momento, puede ir a Google y buscar playo o playos y podrá observar que mayoritariamente son imágenes de alicates.

Ahora, teniendo claramente en cuenta lo que verdadera e históricamente significa ‘playo’, ¿qué implicaciones posee decirla, adaptarla y normalizar su uso en el vocabulario normal y de diario? Como se ha redactado en publicaciones anteriores en este periódico, se sabe que este costarriqueñismo está altamente normalizado en el vocabulario del diario. Ahora, pese a que se diga sin intención de ofender, no sería recomendable que una persona que no pertenece a la comunidad LGBTIQA+ la diga.

 

‘Decir playo con los amigos está bien’, ‘lo digo sin intención’, ‘no importa, solo es una palabra’, ‘está bien decirlo si no quiero ofender a nadie’ son ejemplos que se viven diariamente para tratar de justificar su uso. Claramente, se entiende que lo dice sin alguna intención, pero es precisamente ahí en donde está el problema: decir playo de manera no intencionada es nada más que intentar justificar de manera innecesaria su uso. ‘¿Pero qué voy a decir en vez de playo?’ pues para la suerte de todos, existe un costarriqueñismo mayormente usado y propio para referirse a una amistad, que aparte de no tener contexto homofóbico y que de ningún modo ofende a alguna persona por su significado, es inclusivo: mae. Perfectamente se puede intercambiar el uso de playo por mae, bajo las razones antes mencionadas.

 

Precisamente, hay derivados morfológicos que se basan en el costarriqueñismo playo que también conlleva a nuevos costarriqueñismos. Principalmente el término playada. Este término es utilizado cuando algo pasa y de algún modo no fue algo bueno y se acerca a algo malo. ¿Por qué este costarriqueñismo tampoco se debería decir?, la respuesta es que se basa en la palabra playo, y como su significado indica cuando algo no está bien, de algún modo hace referencia a que ser gay (los playos) es algo malo. Al igual que con playo, esta palabra está igualmente normalizada y romantizada en el vocabulario usado diariamente.

Ahora, ¿quiénes pueden decir playo y sus derivados?. La respuesta es muy sencilla: las personas que integran la comunidad LBGTIQA+. Pese a esto, hay maneras de justificar su uso, como por ejemplo: ‘Usted dice playo, entonces yo la puedo decir’; no, y aquí está la explicación: Bien es recordado que, durante estas fechas, se inició el activismo Black Lives Matter; dentro de sus fines, se encontraba detener el uso de la n-word que estaba altamente normalizada en la comunidad de blancos debido al significado histórico que esa palabra tiene. Se basaba en que esta palabra es propia de la cultura afroamericana y que exclusivamente entre ellos se puede utilizar esta palabra. Lo mismo pasa con la palabra playo, exclusivamente los miembros de la comunidad LGBTIQA+ son los únicos que tienen permitido el uso de esta palabra, bajo las mismas justificaciones utilizadas con la n-word. 

 

Playo es propia de la comunidad LGBTIQ+ y por eso es que son las únicas personas que la pueden decir. Además, es principalmente el respeto el cual debe sobresalir, el respeto a las personas de la comunidad.

 

Por último, no es únicamente la palabra playo la que no se debe decir, otras palabras reconocidas por casi cualquier persona internacionalmente, que tienen el mismo efecto al igual que playo. Algunos ejemplos son: marica, maricón, fag, fagguete, faggot, puto, trolo, loca, tortillera, macha, marimalla; y así, entre otros.

 


Estudiante [ él ]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí