Uno renco y…

0
411

Por Dalia Molina
@daliamolinam  
@rencojuegos

Nuestra idea nunca fue hacer juegos al por mayor queríamos hacer experiencias únicas y que se volvieran juegos de colección.

Trato de entender cómo empezó la posibilidad de hacer un juego y creo que fue un momento en el que estábamos pensando qué hacer diferente. Ale y yo nos conocimos; él tenía la idea y yo era la diseñadora, fue cuestión de un café para darnos cuenta de que podíamos hacer algo completamente diferente en el país… ¡y eso que nos conocimos ese mismo día!

A inicios del 2020 aún no sabíamos nada de una posible pandemia. Empezamos e hicimos el primer juego al que titulamos “Uno Renco”. Nos inspiramos en experiencias propias, personas cercanas y en todo lo que siempre pasaba en nuestro día a día que pudiera llevar a una conversación en medio de la fiesta. Inició la pandemia, teníamos el juego listo pero no sabíamos qué podía pasar, iniciaron las “fiestas por zoom” y lo tomamos como una señal, nos quedamos hasta las 4 de la mañana haciendo todo y preparando los paquetes para el lanzamiento el día siguiente. Así lo hicimos y se vendieron todos los juegos en solo una semana.

JAMÁS pensamos que eso iba a pasar, sabíamos que nos iban a dar un poco de pelota pero jamás al punto de hacer cuatro juegos más y que se vendieran. Uno pensaría que tuvimos suerte o que tal vez simplemente por el hecho de que uno de nosotros tiene una plataforma de “influencer”, pero, más allá de eso, realmente hemos hecho cada uno de los juegos con tanta dedicación… No buscábamos hacer algo por salir del paso o hacer algo tan rápido y sin sentido. En cambio, todos tuvieron un proceso de 3 o 4 meses antes del lanzamiento.

Nuestra idea nunca fue hacer juegos al por mayor, sino que queríamos hacer experiencias únicas y que se volvieran juegos de colección. Luego del primero decidimos intentar con una segunda edición, con la que tuvimos buenos resultados y seguimos. Ale y yo teníamos nuestros trabajos por aparte, él como mercadólogo de una empresa, y yo con la fotografía y el diseño, entonces nuestra idea era seguir haciéndolos no solo por el ingreso si no por disfrutar el proceso, siempre satisfactorio. El reto era inventar un juego desde cero, ver a nuestro alrededor y pensar qué les gustaría consumir a nuestros seguidores, y así fuimos poco a poco. 

Nuestro siguiente paso, luego del quinto juego, fue hablar con alguna empresa que se relacionara con el juego. El primero que se nos vino a la mente fue una marca de la Cervecería. Después de tocar algunas puertas y varias reuniones empezamos con el proyecto, vimos diseño, contenido, cambios… fue un proceso de 6 meses para al final sacar el juego. Todo esto pasó luego de casi 3 años, desde el miedo de sacar el primer juego Uno Renco en medio de la pandemia.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí