COLUMNA: Secretos para trasplantar tus matitas

0
528

Por María José Callejas

@plantcarecr

Trasplantar una planta versus completar tarea en la computadora. ¿Qué preferís hacer?

Un estudio de campo, realizado por el Departamento de Ciencias de la Horticultura, Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida, de la Universidad Nacional de Chungnam, Corea, invitó a 24 personas a ejecutar dos tipos de tarea. La primera era trasplantar una planta, la segunda trabajar con la computadora. Para ambas tareas se monitoreó la presión arterial, los latidos del corazón, la actividad simpática del sistema nervioso y la percepción de la experiencia.  

“El análisis de los datos de SDM (Método de Diferencial Semántico, para la evaluación psicológica),  mostró que los sentimientos durante la tarea de trasplante eran diferentes a los de la tarea de la computadora: los sujetos se sintieron más cómodos, tranquilos y naturales después de la tarea de trasplante que después de la tarea de la computadora.  Además, la presión arterial diastólica fue significativamente menor después de la tarea de trasplante. Estos beneficios fisiológicos pueden resultar de múltiples estímulos naturales que actúan sobre los sentidos de la vista, el oído, el tacto y el olfato…” (L, Min-Sung; 2015)

La intensión de presentar el estudio anterior es ayudarte a superar el miedo de enfrentar un trasplante y más bien incentivarte a que practiqués la interacción activa con tus plantas de interior, que te llenés las manos de tierra, que conozcás las raíces, que conectés con tus plantas.

No vamos a engañarnos, sí, existe un riesgo de desenlace desafortunado al pasar una planta de una maceta a otra, pero tranqui, podemos aprender a hacer trasplantes de forma segura y que de esta actividad solo obtengás los beneficios.

La casa de la planta

La maceta es la casa, la protección del cerebro y el corazón de la planta, que es su sistema de raíces, así que te recomiendo trasplantar solo si es necesario. Aquí te dejo algunos síntomas fáciles de identificar:

👉🏽¿Se salen las raíces por arriba y abajo? = trasplante

👉🏿¿Se sienten protuberancias en la maceta? = trasplante

👉🏻¿El sustrato se seca más rápido que antes? = muy posible trasplante

👉🏻 ¿Amarillean y se caen las hojas de planta sin aparente motivo? = posible trasplante. Con este último primero verificar riego, segundo verificar plagas u hongos. Como tercera opción: trasplante.

¿Cada cuánto necesita un trasplante mi matita?

Una vez al año revisá y buscá síntomas.

Si la planta ya no cabe en su casa, las raíces comenzarán a enrollarse dentro de la maceta provocando asfixia radicular y eso hace que la planta no pueda absorber nutrientes ni agua y por eso la planta deja de crecer y bota las hojas para mencionar algunas consecuencias.

Por el otro lado, si pasamos la planta a una maceta sin que el sistema de raíces haya “amarrado” el sustrato, correremos el riesgo de dañar el sistema de raíz, y la planta quedará vulnerable a deshidratación o a pudrición. Por eso es muy importante no pasar las plantas de una maceta a otra sin hacer el análisis de los síntomas.

Secretos de PlantCare

🌿 Seleccioná una maceta máximo dos tallas más grande que la actual. Comprar una macetototota para que la planta se haga grande solo ralentizará el crecimiento y podría haber pudrición de raíz o la planta podría crecer más lento, porque está invirtiendo su energía en desarrollar raíz para dominar el sustrato en lugar de creciendo en follaje.

🌿 La maceta es a la raíz como el pie al zapato de un niño en crecimiento, es necesario que quede un poco más grande para que rinda, pero que no chancletee. El crecimiento de la planta es progresivo, acompañemos ese proceso año a año.

🌿Siempre, siempre, siempre la maceta tendrá drenaje. Si no tiene se lo hacemos antes de comenzar. Verificá el material de la maceta para seleccionar la broca adecuada. Macetas de plástico o poliresinas usá una broca para metal, le llaman HSS. Si es de vidrio o cerámica, usá una broca diamantada de punta de lanza y mojá antes la maceta; incluso podes sumergirla en agua para perforar. Si la maceta es de concreto o fibrocemento, usa una broca de concreto que tiene unas alitas en la punta que le llaman “plaquita”. El grosor de la broca debe ser del grosor de cada agujero de drenaje.

🌿 Humedecé el sustrato la noche anterior al trasplante, o un par de horas antes, para que las raíces estén hidratadas y flexibles. Nunca trasplantés con la tierra seca.

🌿Hacé los trasplantes bajo sombra y en lugar fresco para prevenir desmayos y quemaduras tuyos y de la planta.

🌿 Usá el sustrato correcto para cada tipo de planta. Si es planta tropical, buscá sustrato con materia orgánica y trozos grandes que promuevan la aireación como fibra de coco, perlita, carbón y buen lombricompost. Si es cactus o suculenta, buscá un sustrato con mucho drenaje y poca materia orgánica, más bien con presencia de piedra pómez o piedra volcánica, carbón molido también ayuda. Si es orquídea epífita (que crece naturalmente sobre los árboles) no pongás nada de tierra, usa un sustrato que permita anclaje a la planta, pero nunca tierra, puede ser piedra pómez, carbón, fibra de coco.

🌿Antes de hacer el trasplante, comunicate con la planta, pedile permiso para trasplantarla. Ella sabrá que es por su bien y reaccionará mejor al procedimiento.

🌿Para sacar la planta de la maceta actual, podés masajear la maceta como si estuvieras sacando un helado de palito del vaso. Si la planta no cede, podés usar un mazo o un martillo con un trapo grueso para no dañar la maceta actual. Podés ir dando golpecitos a todo alrededor y sobre todo en el culito de la maceta. Para saber si ya cedió, lo más oportuno es volcar la maceta sobre tu mano abierta y recibirla. Si la maceta en muy grande y pesada, la pones horizontal sobre el suelo y la vas aflojando allí.

🌿Evitá “despeinar” las raíces, entre menos se den cuenta mejor. Las raíces se tocan solamente si están muy enrolladas; en ese caso hay que romper ese patrón de crecimiento, ya sea cortándolas o desenrollándolas con la mano e incluso haciendo una poda de raíz. Nunca podés más de 1/3 del total de las raíces, y verificá que estés podando raíces más delgadas, evitá tocar las raíces más gruesas. La poda siempre se hace con tijeras desinfectadas. Al final, podés rociar un poco de canela molida en las heridas antes de plantar para prevenir ingreso de hongos.

🌿 Cuando ya esté plantada, podés compactar el sustrato dando golpecitos al suelo con la maceta. Presionar con las manos puede dañar las raíces y apelmazar la tierra, así como eliminar el oxígeno que hay entre las partículas y asfixiar a la planta.

🌿 El trasplante es un súper buen momento para revisar el estado de las raíces y eliminar las aguadillas o resecas. (por eso tienen que estar hidratadas para ver la diferencia)

🌿La tierrita debe quedar a la cintura. El “highwaist” no está de moda en plantas… a veces enterramos demasiado el tallo para sostener la planta y termina pudriéndose. El toque de los golpecitos en el suelo ayudan a asentarla y que no se caiga, sin apretar ni aterrar.

🌿Al final del trasplante, dejá regadita la planta para terminar de compactar el sustrato, si al regar quedan raíces descubiertas pone una capita más de tierra.

Por favor contame si ya conocías estos tips y cuál otro tenés. Si te surgen preguntas, soy feliz de contestarlas en el Instagram @plantcarecr


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí