Los seres “invisibles”

1
681

Por Luis Francisco Ledezma
@fungaconservation

Una exposición de arte y fotografía se inspira en los hongos, esos seres a veces imperceptibles que forman parte del ciclo de la naturaleza.

El maravilloso mundo de los hongos se despierta por medio de la exposición de pintura y fotografía micológica, titulada Los seres “invisibles”. Dos grandes artistas costarricesnses se detuvieron para mirar hacia la tierra y buscar la inspiracion en organismos que muchas veces son ignorados y subvalorados. 

Ilustración por Alejandra Vindas.

El nombre de la exposición se inspira en que los hongos son esos seres a veces imperceptibles que forman parte del ciclo de la naturaleza. Son los descomponedores del bosque, y los encargados de formar las redes de micorrizas para que los árboles y plantas puedan comunicarse entre sí por medio de sus raíces. Ellos están ahí, pero al ojo humano son “invisibles” hasta que decidimos ver más de cerca para descubrir un mundo mágico y oculto.

Esta iniciativa surgió desde Funga Conservation, que busca acercar a los hongos al público en general. Precisamente por eso se trabaja desde la educación, investigación, divulgación científica y conservación ambiental del reino fungi. En este escenario se inició el trabajo en conjunto con Alejandra Vindas, quien ha ilustrado material educativo de hongos para fortalecer los procesos de educación ambiental. A partir del 2021, se crearon y diseñaron las caminatas micológicas por Funga Conservation y Oropopo Experience, donde fue posible unir esfuerzos con Iva Alvarado, quien pudo fotografiar escenas únicas que suceden en estos llamativos recorridos.

Con la exposición se busca acercar la ciencia a todas las personas posibles, construyendo un puente entre la ciencia y arte para inspirar, motivar y llenar de esperanza. Todo esto es necesario en una propuesta de conservación de hongos, ya que se necesitan muchas manos en la ardua tarea de construir un mundo más sostenible.

En la exposición se cuentan con 8 fotografías digitales de Iva Alvarado y 6 ilustraciones en acuarela de Alejandra Vindas, mostrando un total de 13 especies de hongos que habitan distintos lugares de Costa Rica. Dentro de los hongos que se exponen hay especies comestibles, medicinales y hasta enteógenos, cada fotografía o ilustración cuenta con su respectiva identificación para conocer a fondo su nombre científico, nombre común, distribución en el país, tamaño y parte de su historia natural.

Entre estas obras aparece, pro ejemplo, el Lactarius indigo, u hongo azul, que se ha reportado ser comestible y de muy buen sabor, por lo que es apreciado en varios países de latinoamérica. 

Fotografía por Iva Alvarado.

Está también el Amanita muscaria, el famoso hongo de los pitufos, de Mario Bros, de cuentos de hadas y hasta del emoji de Whatsapp. Este hongo es conocido mundialmente por sus efectos enteógenos al ser consumido, aunque puede ser tóxico en altas dosis.

La exposición cuenta con las fotografías de Iva Alvarado, comunicadora digital, facilitadora de procesos de innovación social y fotógrafa. La vida la ha llevado a recorrer América Latina, trabajando de la mano con comunidades rurales y empresas sociales, impulsando el impacto a través de la comunicación y la fotografía. 

Iva considera que el arte se convierte en un traductor que puede llegar sin filtros a muchas personas y con un lenguaje más sencillo; entendiendo esto, ella continúa trabajando cerca de los hongos, con el objetivo de que sus fotografías se conviertan en vehículo para atraer a más personas al mundo sorprendente de la funga.

En la exposición también participa Alejandra Vindas, diseñadora gráfica, tatuadora e ilustradora. Su interés por los hongos inició cuando estaba en el colegio, mientras esperaba el bus en un árbol viejo y observó cómo iban y venían hongos de diferentes tipos. Conforme pasaron los años empezó a investigar sobre ellos, a fotografiarlos, leer, aprender y dibujarlos de una forma más técnica, más científica, pero en otras ocasiones les dibuja piernas como si fueran querubines o los combina con animales. Los hongos en la naturaleza atrapan su atención y al mismo tiempo, llega a sentir que “ellos” la reciben, la protegen, como si fuera un espíritu muy hermoso.

Al ser parte de esta exposición las personas podrán ser parte de una actividad poco común en San José, donde se une el arte y la ciencia para seguir construyendo el sueño de Funga Conservation, el cual busca proteger y conservar los hongos de todo el planeta, mientras se educa para transformar prejuicios sobre la funga.


La exposición:

Estará hasta el 19 de abril en el Café La Mancha, dentro del Edificio Steinvorth, en horario de lunes a sábado de 10:00 am a 6:00 pm. 

Pueden seguir a Alejandra Vindas e Iva Alvarado en Instagram 

Para más información, Funga Conservation les invita a escuchar el podcast La Voz de los Hongos y seguir sus redes sociales


 Luis Francisco Ledezma es micólogo y director de Funga Conservation


 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí