COLUMNA: Abecedario de Plantcare de la M hasta el Zarcillo.

0
262

Por María José Callejas

Si no has leído la primera parte del abecedario, te recomiendo que vayás a la columna anterior y comencés por ahí, introduciéndote en el mundo del cuido de plantas desde la letra A.

La idea de esta columna es acompañarnos en el proceso de aprendizaje, creciendo junto a nuestras plantas. Amo pensar en que la comunidad amante de las plantas encuentra utilidad en las ideas aquí plantadas y solo quiero reforzar que estos significados son los de PlantCare, ideas, experiencias y aprendizajes que he aprendido con el tiempo, que he confirmado en la práctica y que transmito a quien lea con muchísimo amor.

En esta segunda edición tenemos desde la M hasta la Z, disculpas por la W, pero no encontré una palabra en español que comience con W y yo utilice para jardinear… si encontrás una, hacémela saber y la incluimos.

Seguimos…

MICORRIZA es la historia de amor incondicional entre algunos tipos de hongos y las raíces de las plantas. La presencia de hongos micorrízicos en el sustrato permite a la planta desde su sistema de raíces, defenderse mejor de hongos malitos (patógenos), facilita la absorción de nutrientes, promueve que las plantas crezcan con mejor forma y más fuerza. Ojo que los fertilizantes sintéticos  (las famosas bolitas de colores), terminan aniquilando las micorrizas; en su lugar, los orgánicos mejoran su rendimiento. Queremos un sustrato vivo, con microorganismos benéficos, así podremos tener plantas con sistemas de raíces, tallos y

NUDOS bien fuertes. Si en este momento ves tu mano, encontrás los nudillos, que son los lugares donde se dividen los huesos de las falanges. Pues los nudos de las plantas, forman parte del tallo de la planta y es desde donde se originan nuevos brotes, yemas, hojas, ramas incluso nuevas raíces (según la especie de planta). En el punto de los nudos, normalmente el tallo tiene una marca, un cambio de textura o un engrosamiento que te facilita identificarlo. Para las plantas a las que se propagan por parte de planta (propagación vegetativa) es importantísimo saber dónde están los nudos para saber que en medio de uno y el otro se debe hacer el corte. Algunas plantas tienen los tallos y nudos por encima de la tierra y otras por debajo de la tierra como el

ÑAME:  que es una planta tuberculosa; esos tubérculos que están por debajo de la tierra y nos los comemos en olla de carne, pero por encima de la tierra deja ver unas hojas preciosas, enormes que alcanzan hasta 5 metros de altura, están muchas veces en los patios de las casas de nuestras abues y les llaman comúnmente Orejas de Elefante (Alocasia Microrrhiza). La Alocasia pertenece a la familia botánica de las Araceas, que junto con los Filodendro, monsteras, anturios y otras miles de especies tienen como una de sus características en común la presencia de…

OXALATO DE CALCIO que es sustancia presente en los tallos y hojas de las aráceas cuya ingestión provoca irritación en garganta y boca si consume cruda, así mismo puede ser irritante para la piel, por eso cuando estemos podando nuestras aráceas es mejor usar guantes y prevenir inhalarlos también. Por ejemplo a mí la poda de la famosa “lotería” (Dieffembachia) me provoca dolor de cabeza cada vez. Así que procurá podarlas en lugares abiertos usando guantes. Es importante poner especial atención a estas plantas en casas con mascotas o peques que pueden arrancar o mordisquear partes de las plantas, porque además del Oxalato de calcio tus plantas podría tener agentes

PATÓGENOS que básicamente son microorganismos que causan enfermedad, pueden afectar toda la planta o parte de ella. Como agentes patógenos encontramos hongos, bacterias, virus y nemátodos, estos últimos causan deformidad en las raíces. Un agente patógeno puede ser muy agresivo, pero la planta también puede ser resistente, tolerante o susceptibles. Esto es algo que sucede cuando la planta está débil por falta de nutrientes, humedad o iluminación apropiadas. ¿Cómo llegan los patógenos a nuestras plantas? Los insectos, el viento, el exceso de humedad o el uso de herramientas sucias para podar. Inclusive un hongo se puede instalar en una planta por haber recibido una

QUEMADURA. El Sol es vital para el crecimiento de nuestras plantas, los fotones que emite el sol son absorbidos por las hojas para hacer la fotosíntesis, en gran medida, de los fotones depende el crecimiento de la planta. Sin embargo, para aquellas plantas cuyo hábito de crecimiento ocurre debajo de otras plantas más grandes (plantas de luz indirecta) el sol directo puede ser muy dañino para los tejidos. Las quemaduras de sol, generan unas manchas más claras como decoloradas en las hojas, usualmente las de arriba con exposición directa. A veces no nos fijamos que el sol cambió de sitio y que está quemando las hojas de tu planta. Pero no solo el sol provoca quemaduras en las plantas, también el exceso de algún abono o fertilizante puede provocar quemaduras en las hojas, incluso en las raíces y hasta puede quemar los

RIZOMAS, que es un tallo que generalmente está por debajo del sustrato y crece en paralelo al suelo desde donde brotan nuevas plantas “hijitos” de la original y raíces de sus nudos. Por ejemplo la famosa Lengua de Suegra es una planta rizomática. Es importante comprender la diferencia entre rizoma y raíces; los rizomas tienen nudos igual que los tallos sobre la tierra y su función es guardar nutrientes y agua para la planta, en cambio, las raíces tienen la función de anclar la planta al suelo, y funcionan como autopistas que transportan el agua y nutrientes del 

SUSTRATO, medio de cultivo en el que crece la planta, puede ser líquido como el agua, sólido como la tierra, pero también un sustrato puede ser una roca, el tronco de un árbol, carbón, turba, leca. Uno o una mezcla de estos también se conoce como sustrato. Para lograr el bienestar de la planta desde su raíz (el corazón de la planta), el sustrato debe ser el adecuado, por eso, no es lo mismo el sustrato de cactus y suculentas que debe ser muy ligero y arenoso, el de orquídeas epífitas que debe asegurar la aireación de las raíces o el de plantas tropicales que debe procurar un buen drenaje del exceso de agua pero alta retención de la humedad. De la calidad del sustrato depende el bienestar de la planta para evitar podredumbre de raíz, hojas y

TALLO, que es la parte de la planta que tiene hojas, flores y frutos, del eje de la planta que tiene hojas. Puede ser simple o ramificado, aéreo, acuático o subterráneo. Es el conducto que transporta nutrientes entre las raíces y las hojas. A diferencia de la raíz, el tallo tiene nudos desde donde salen las hojas o incluso otros tallos. Un tallo puede tener flores únicas, o inflorescencias en forma de:

UMBELA, cuando las flores nacen de un mismo punto como un ramillete, todas a la misma altura creando la forma de una sombrillita. La exora, que es un arbusto muy utilizado en zonas costeras por su resistencia al sol, calor y salinidad tiene sus florecitas en forma de umbela.

VARIEGADO, significa que las hojas, tallos e incluso frutos de la planta tienen varios colores. Desde el 2019 las plantas variegadas con tonos de blanco, rosados y amarillos se pusieron muy de moda, alcanzando precios elevados en los viveros. Algunas plantas las encontramos variegadas por mutación genética aleatoria, pero muchas otras los son gracias a la cuidadosa manipulación genética, cruces, injertos entre otros para lograr una variegación. Pensemos que las partes blancas de una hoja que normalmente sería verde, no es capaz de hacer fotosíntesis por ausencia de clorofila, lo que significa que esa parte es más débil y tendiente a morir rápidamente. La pérdida de la variegación en las plantas normalmente es una táctica de supervivencia  y parte de su evolución natural para convertirse ella misma en una planta más fuerte. Las plantas variegadas, son más débiles, propensas a patógenos y de crecimiento más lento por la difícil tarea de la fotosíntesis, es decir son bien delicadas al contrario de las plantas

XERÓFILAS, que se refiere plantas resistentes a sequías, acostumbradas a vivir en condiciones de baja humedad ambiental y escasa lluvia por ejemplo nuestro amados cactus y suculentas son plantas xerófilas que han adaptado sus órganos para retener la mayor cantidad de nutrientes y agua en sus cuerpos suculentos, modificando las hojas hasta convertirlas en espinas que capturan la humedad ambiental para almacenaje y así sobrevivir largos períodos de sequía. Las plantas xerófilas en condiciones extremas detienen su crecimiento reduciendo su funcionamiento al mínimo a la espera de que las condiciones mejoren para tener nuevos brotes y  

YEMAS, un principio de brote tierno o de una flor, que a menudo para protección, está cubierta de escamas aunque otras veces brota “desnuda”. La yemita posteriormente se convertirá en un tallo, una hoja o una flor en estados de más desarrollo, incluso las yemas pueden ser un

ZARCILLO , es un colochito delgadito que permite a algunas plantas tipo “enredaderas”, tener el soporte para enrollarse sobre diversos objetos, como otras plantas próximas o una parrilla de madera. El ejemplo más lindísimo de zarcillo se conoce como quelites del Chayote. Se hace una sopa deliciosa de quelites. ¿La has probado? Otras plantas como la vid, de donde nacen las uvas, y la maracuyá tienen estos colochitos o zarcillos.

Muchas gracias por llegar hasta aquí, espero que hayás disfrutado tanto como yo este ratito. ¡Nos leemos pronto!


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí