GOOD FEED #89: Al momento de decidir

0
650

El proceso que nos lleva a tomar una decisión es tan determinante en nuestro día a día que quizá sea por eso que ninguna zona cerebral quiere adjudicarse la responsabilidad de esto y prefiere dejarnos con la incertidumbre.

No es casualidad que nuestra edición en torno a decisiones y a las consecuencias de dichas escogencias salga precisamente este fin de semana. A las puertas de las elecciones presidenciales pensamos en hablar sobre lo que está antes de tomar una decisión, pero también con la conciencia de lo que viene después. 

En la neurociencia hay varias teorías de lo que ocurre a lo largo del camino que lleva a una decisión. 

Existe la posición de que todo sucede en la corteza frontal. Otros creen que son al menos tres circuitos los que conectan diferentes zonas del cerebro, mientras que otra posición es que esta dinámica cerebral tiene al hipocampo como protagonista. 

Su tarea archivando la información inmediata, mezclada con memorias, experiencias positivas y negativas anteriores y un montón de enredos por ahí guardados es indispensable para evaluar una situación y acercarse a la decisión. Pasa tanto en un tiempo tan corto y a tanta profundidad que lo más común es que ni seamos capaces de medir toda la información archivada en nuestro cerebro que nos lleva a hacer una elección.

El proceso que nos lleva a tomar una decisión es tan determinante en nuestro día a día que quizá sea por eso que ninguna zona cerebral quiere adjudicarse la responsabilidad de esto y prefiere dejarnos con la incertidumbre. 

Si hacemos una lista entre todas las decisiones que tomamos a lo largo del día, quizá no podamos completarla. Inconscientemente, estamos eligiendo entre A, B, C o D con cada movimiento que hacemos, desde rascarnos la nariz hasta postergar una llamada (porque no hacer, también conlleva una decisión). 

Como entes imperfectos que somos, la concientización sobre las consecuencias no siempre es nuestro principal atributo. A veces conllevará orgullo, así como arrepentimiento, ¿pero qué sería de nosotros si solo tomáramos buenas decisiones? 

A eso dedicamos esta edición y, pues no encontrarán textos sobre política, pero quizá alguno de los artículos le ayude a detenerse a valorar qué será lo que se moverá internamente cuando esté frente a una papeleta electoral. 

En esta edición:


¿Cómo tomar decisiones correctas?
| Por Reinaldo (Zunga) Reales

Un día, decidí pedir ayuda | Por Jasson Muir Clarke

​​El botón | Por Bernardo Montes de Oca


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí