Cremar para decir adiós

0
72

Por Christian Loaiza
​​@cremacionmascotasfcoasis

Hay quienes prefieren crear un espacio que genere un recuerdo especial y memorable para su mascota

La oportunidad de enaltecer el recuerdo de una mascota es una de las principales razones por las que la cremación se ha vuelto, cada vez más, una opción predilecta entre los dueños de mascotas.

Saber que los restos de una mascota no estarán enterrados bajo el suelo, ni se descartarán de ninguna otra manera ayuda a algunas personas a enfrentar mejor la perdida.

Muchos dueños de mascotas encuentran consuelo en poder controlar la forma en la que se esparcen las cenizas. Una opción es la entrega de un árbol o planta en honor a la mascota que partió, mientras que también hay quienes prefieren crear un espacio que genere un recuerdo especial y memorable; para ello muchas personas eligen guardar las cenias en una urna.

Puedo hablar desde la perspectiva de encargado de cremación de mascotas del  Camposanto Silencio y Paz, en Barva de Heredia. Este es un servicio adicional que brinda asistencia en Cremación de mascotas.

En sus inicios, en el año 2015, el Camposanto tomó la decisión de priorizar la opción de cremación para animales, al saber que las mascotas como perros, gatos, conejos entre otros eran tirados en los cafetales. Entonces tuvimos la idea de minimizar la contaminación del río que se encuentra cerca y logramos implementar el servicio de cremación. Al final, es una forma de contribuir con la memoria que deja la mascota, pero también una forma de contribuir con el ecosistema.

El servicio, a grandes rasgos, tiene la finalidad de minimizar el impacto de contaminación ambiental. Para esto, se usa un horno de última tecnología que produce menos humo y libera menos gases. El proceso es rápido, pero varía dependiendo del tamaño del animal. Estos son dos ejemplos:

Un gato o mascota pequeña de 0-12 kg, puede tardar entre 45 minutos a 1 hora aproximadamente. 

Un Labrador, Gran Danés u otro de raza grande puede tardar entre 1 hora con 30 minutos a 2 horas aproximadamente.

Traer a un animal para que sea cremado no es una decisión fácil de tomar, especialmente por lo significativo que es para quienes recién perdieron a su mascota. Cuando alguien nos visita para este servicio, nos aseguramos siempre brindar apoyo y entendimiento. Hay quienes ven a su mascota como un miembro más de la familia, un hermano, un hijo, un gran amigo incondicional.

Tomando esto en cuenta es de suma importancia que se les dé una despedida digna, que honre lo que los animales significaron en la vida de estas familias. Al hablar con dueños de mascotas que deciden incinerarlas, es claro que prefieren esta opción por lo que hablamos antes de preservar las cenizas cerca, o en un lugar especia. Sin embargo, además de esto, lo cierto es que esta es una opción más fácil y económica que tratar de enterrar un animal grande en su propia propiedad. No hay duda de que proporciona un mejor memorial que un entierro tradicional. 

Al ser un servicio personalizado con compromiso, dedicación y empatía, coordinamos citas para que la familia pueda estar presente en el momento de la cremación. Para esto se brinda un espacio para despedir a su ser amado y posteriormente que reciban las cenizas en un área destinada específicamente para esto.

Hay quienes hasta traen a sus familiares peludos para despedir al que partió y se van satisfechas de poder tener una forma de despedirse de sus seres amados.


 Cristhian Loaiza Morales es el encargado de cremación de mascotas en  Francisco de Asís, Camposanto Silencio y Paz.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí