GOOD FEED #75: Dentro de 200 años

0
316

En esta edición del Good Feed quisimos acercarnos al anhelo del siguiente bicentenario, hacer el ejercicio de pensar hacia adelante, idealizando (o no) el futuro.

Cerraremos el año del Bicentenario habiendo visto por televisión un espectáculo alegórico, teniendo en circulación una moneda conmemorativa de ¢500 y, como cereza en el pastel, pudiendo contar que tuvimos un espectáculo de drones volando en el cielo sobre La Sabana. ¿Y ya?

La conmemoración de 200 años quizá o sin duda se queda corta si nos remitimos al recuento de las actividades y acciones oficiales. Más que minimalista, puede verse como mínima, de cierta forma. Sin embargo, en el plano individual o colectivo, si pensamos en el significado verdadero que tiene la independencia de dos siglos para Costa Rica, capaz hasta podemos interiorizar todos esos privilegios que disfrutamos a diario, los que se ocultan detrás del velo de la cotidianidad.

Hasta ahora, hablar del bicentenario se ha resumido en volver a ver hacia atrás, sentir la nostalgia, disfrutar la añoranza, recordar (a veces a la fuerza). En esta edición del Good Feed más bien quisimos acercarnos al anhelo, hacer el ejercicio de pensar hacia adelante, idealizar el futuro, imaginarlo, con un poco de ilusión, con otro poco de fantasía y tal vez hasta con una cuota de realidad.

Vamos al 2221, un año que se aleja de nuestra expectativa de vida hasta en su proyección más optimista. Un año que no tiene mucho que ver con lo ocupada o vacía que esté nuestra refrigeradora o ni siquiera con nuestras posibilidades de pensionarnos algún día. 

La imaginación a veces puede quedarse corta si visualizamos cómo será la vida dentro de 200 años, programarse con tanta anticipación puede llegar a ser extenuante. Esta visita hacia el futuro incierto está graficada por la obra del artista costarricense Marco Gölcher, Su obra imagina un San José donde siguen existiendo las marcas locales y el capitalismo, en escenarios cercanos a la ambientación de Blade Runner.

Hacemos la invitación a leer la edición completa, pues cada texto se diferencia mucho del otro y, para finalizar, figurar un escenario de cómo podrían creer que será la Costa Rica del próximo bicentenario. Como parte de nuestra independencia tenemos la posibilidad de imaginar con la fantasía, pesimismo, o ilusión que se nos antoje.

En esta edición:

La Sísifo Centroamericana |Por Alfonso Rojas

Expediente CR-2221 |Por Luis Chaves

PLAYLIST: Música tica para el siguiente ​​bicentenario|Por Macho Artavia

Columnas:

Ecología profunda I: la naturaleza femenina | Por Idahyma Barrantes

Aguacates azules y salarios justos |Por Larissa Soto


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí