Guías Alimentarias: primeros mil días de vida

0
188

Por Fiorella Piedra y Valeria Navas

@vnavas_

La buena alimentación, sana y balanceada es importante en todas las etapas de la vida, sin embargo, un momento en el que es crucial tener una buena alimentación y que puede impactar por el resto de la vida, es el periodo que se denomina como “primeros mil días”.

Este periodo comprende desde el momento de la concepción y hasta que el bebé cumpla los dos años de vida y es un periodo de muy rápido crecimiento, en dónde la alimentación juega un papel crucial para el buen desarrollo físico y motor y también del cerebro y la inteligencia.

El Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social, el Ministerio de Educación Pública y la Universidad de Costa Rica, con el apoyo de la FAO, lanzó durante el mes de agosto del 2021 las primeras Guías Alimentarias para esta población.

Las Guías Alimentarias brindan recomendaciones claras sobre la alimentación y nutrición desde el embarazo, justamente debido a que este es un momento en el cual las demandas de nutrientes para la madre son sumamente altas y es importante recordar que no se requiere de una gran cantidad de energía, sino de una mayor cantidad de nutrientes.

Justamente son los alimentos frescos los que tienen la mayor cantidad de vitaminas y minerales que son disponibles para la absorción del cuerpo y que pueden encontrarse fácilmente en la feria del agricultor, como lo son las frutas, los vegetales, hongos, las semillas, las carnes, huevos y, lácteos. 

En las Guías Alimentarias se resalta que aunque parezca extraordinario, los bebés comienzan a exponerse a nuevos sabores desde que están en el vientre de su mamá, por lo que la alimentación variada de la madre, es un factor que puede facilitar que el bebé acepte los diferentes alimentos cuando sea el momento de la alimentación complementaria.

Una vez que el bebé nace, el alimento que requiere en la primera hora de vida es el calostro, que es la primera leche que produce la mamá, esta leche contiene una gran cantidad de nutrientes y grasas y se ha demostrado que brindar el pecho en la primera hora de vida disminuye el riesgo de muerte del bebé.

No solamente es impresionante que la leche materna se adapte a las necesidades del bebé, sino que, también, sentir el contacto piel con piel ayuda al desarrollo correcto y contribuye con el apego de la madre y la niña o el niño, facilitando así el proceso de lactancia materna.

Por los próximos seis meses de vida el bebé idealmente debe recibir únicamente leche materna, lo cual es un reto para las madres que deben salir de sus hogares para trabajar. En función de esto, las Guías Alimentarias brindan una serie de recomendaciones para poder extraer, conservar y ofrecer la leche al  bebé cuando la mamá no lo pueda amamantar.

A partir de los seis meses de vida, el bebé puede comenzar a comer algo más que la leche materna. Se deben ofrecer alimentos suaves en textura majada o tipo puré y dejar que el bebé experimente con los sabores. No existe una única indicación para todos, pero una buena recomendación es iniciar brindando dos tiempos de comida e irlos aumentando poco a poco, sin dejar de darle leche materna.

Los bebés pueden comer todos los alimentos cuando inician con la alimentación, pueden comer huevo, carnes, pescados, y todos los tipos de frutas y vegetales que tengan las familias; únicamente se debe evitar en la medida de lo posible bebidas azucaradas, alimentos procesados y leche de vaca.

Por los primeros dos años de vida, el bebé idealmente debe continuar tomando leche materna al mismo tiempo que va probando alimentos, pero realmente es un proceso que depende de cada madre, su bebé y sus condiciones, por lo que la lactancia materna puede inclusive extenderse más allá de los dos años si ambos lo desean.

El darle al bebé los espacios seguros para probar alimentos es sumamente importante y ayudará a que genere relaciones placenteras y saludables con los alimentos, que disfrute de sus texturas y sabores y que comparta con la familia a la hora de comer.

Los primeros mil días de vida son un periodo de rápido crecimiento y definitivamente muy retadores para las madres, padres y familiares, pero son un periodo increíble de desarrollo.

¡Disfrute saludablemente con sus niños y niñas esta etapa maravillosa!

*Para conocer más información sobre la alimentación en los primeros mil días de vida puede visitar el sitio web: https://www.ministeriodesalud.go.cr/guiasalimentarias/



Fiorella y Valeria son consultoras de la FAO, Costa Rica. 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí