PLAYLIST: Medicina para reducir el estrés y la ansiedad

0
665

Por Ana Lucía Fariña
@pranaluz @analufarina

El sonido por medio de sus diversas frecuencias nos puede ayudar a mejorar nuestra atención, a experimentar estados de consciencia profundos, El sonido, por tanto, por medio de sus diversas frecuencias nos puede ayudar a mejorar nuestra atención, a acercarnos a estados de consciencia profundos, más empatía, calma, salud, compasión y bienestar, más empatía, calma, salud, compasión y bienestar. 

 

Para hablar sobre el impacto que la música puede generar en el ser humano, lo primero que hay que tener presente es que el sonido es vibración, es energía y es luz y, toda vida por ende, es de igual manera vibración, es energía y es luz. De forma consciente o inconsciente nos comunicamos y vibramos con todo el entorno, a manera “vibracional”. Antes de la música existe el sonido, cuando escuchamos diferentes notas, sonidos de la naturaleza o frecuencias diversas de tonos de voz. Todo esto nos impacta positiva o negativamente en nuestro cuerpo, mente y emociones.

Si bien no todo sonido es música, enfoquémonos en los que sí lo son. Diferentes estudios han comprobado que la música tiene innumerables beneficios relacionados con la salud.  Escuchar música tranquila o su música favorita que le genere confort y felicidad reduce los niveles de ansiedad. Quizás para una persona esto puede significar escuchar un jazz o una salsa, para otros una música instrumental en piano, o sonidos de cuencos tibetanos, solo para citar algunas opciones. Indiferentemente de la preferencia musical, la música rebaja los niveles de cortisol (la hormona relacionada con el estrés) genera dopamina, que influye en el estado de ánimo, y contribuye a liberar endorfinas, una de las varias sustancias que elabora el cuerpo y que es capaz de aliviar el dolor y dar sensación de bienestar.

¿Por qué alguna música relaja más que otra?

La música es capaz de generar todo tipo de emociones, sensaciones y pensamientos. Quizás lo ha podido experimentar que una sinfonía de Bach, que no necesariamente genera las mismas sensaciones a estos tres niveles que escuchar un reggaetón. Es como escuchar dos idiomas completamente diferentes. Así entonces, hay melodías, ritmos, cantos y sonidos diversos que nos impactan de diferentes formas. Por ejemplo, tal vez ha notado que cuando entra a un mall, o a una tienda de ropa, la música que se escucha es, generalmente, con ritmos electrónicos, movidos y rápidos. ¿Se ha preguntado por que es así? Estudios de Mercadeo confirman, que este tipo de música genera una sensación específica alineada con un comportamiento acelerado que le provocará comprar más rápido y en mayores cantidades.

En otro escenario, al visitar una iglesia, o un templo y escuchar una música suave, con melodías y tonos sutiles, se genera otra sensación y emoción muy diferente.  Al realizar una sonoterapia (terapia con sonidos), por ejemplo, utilizamos diferentes sonidos, instrumentos diversos, ya sean cuerdas, viento, cuencos u otros para apaciguar o activar diferentes partes del cuerpo, dependiendo del estado mental, emocional y físico de la persona. Cada sonido de cada instrumento va a generar cambios e impactar al ser, en todos estos niveles integrales.

La música, entonces, tiene un impacto profundo en nuestro cuerpo, emociones y pensamientos.  Escuchar música relajada, calmada, y con un contenido lírico “positivo”, además, le puede ayudar a disminuir estados de ansiedad, al generar sensaciones de paz y calma; bajar su ritmo cardiaco, y además al conectarse con el lado derecho del cerebro, el hemisferio que promueve la creatividad, el talento artístico, la facultad de imaginar y las emociones balanceadas.

¿Hay momentos del día donde conviene que escuche música tranquilizadora?

La música es sanadora por su capacidad de llevarnos a estados de consciencia más elevados.  El sonido impacta las células del cuerpo y, cuando escuchamos música, sonidos, frecuencias graves o altas, una voz con su tonalidad; nuestros oídos reciben el sonido y traduce esta vibración en impulsos eléctricas para que el nervio auditivo lo lleve a miles de neuronas en el cerebro que responden ante ese impulso eléctrico.

La neurociencia ya ha comprobado que las neuronas del cerebro no trabajan independientemente, sino que “aquellas que se disparan juntas, se conectan juntas”. Entonces tenemos circuitos interconectados en nuestro cerebro que trabajan en conjunto y nos influyen a nivel integral en cuerpo, mente y emociones. Las Ondas Alfa (8 a 13 HZ) específicamente, son las ondas cerebrales que, al activarse por medio de sonidos o vibraciones, pueden llevarnos a conectarnos con calma, la relajación profunda y hasta estados meditativos.

 ¿Hay momentos del día donde conviene que escuche música tranquilizadora?

Mi sugerencia como músico y terapeuta es que, en diversos momentos del día, pongamos la música que nos guste, y que esté en congruencia y en línea con lo que estamos haciendo en ese momento. Por ejemplo, al levantarse, es conveniente, escuchar música alegre, que nos motive y nos inspire a iniciar nuestro día. Si somos meditadores, o simplemente deseamos empezar el día con calma, podemos colocar sonidos y vibraciones de instrumentos como cuencos tibetanos, como piezas instrumentales, mantras (sonidos, palabras o frases).

Al hacer ejercicio, busquemos música que nos acelere el ritmo cardíaco, más rápida, alegre y activa. Durante el día, si tenemos momentos de ansiedad o estrés, y necesitamos una pausa. Podemos acostarnos o sentarnos unos minutos y escuchar música relajada, para calmar nuestro ritmo cardiaco, entrar en sistema autónomo parasimpático (restauración), y calmarnos. En general mi recomendación es alinearnos con la naturaleza. Durante el día calza la música más alegre; ritmos rápidos durante la tarde y noche para preparar a la mente, cuerpo y emociones para descansar, escuchar música más tranquila, pausada y calmada.

Sonido y bienestar

El sonido, por tanto, por medio de sus diversas frecuencias nos puede ayudar a mejorar nuestra atención, a experimentar estados de consciencia profundos, más empatía, calma, salud, compasión y bienestar.  La energía y la vibración del sonido, son como una puerta de entrada a nuestro bienestar que, si la utilizamos a nuestro favor por medio de sonidos y vibraciones óptimas, podemos mejorar nuestra calidad de vida, disminuir ansiedad y entrar en estados profundos de paz y serenidad.

 Preparé dos playlists de música sanadora, el primero enfocado en diferentes sonidos y frecuencias vibraciones que influyen en sus ondas cerebrales para balancear su mente, cuerpo y emociones. El segundo, mantras diversos enfocados en abrir el corazón y que nos ayudan a permanecer en ese estado de relajación, bienestar y calma.

 A cantar, a vibrar y a conectarnos con sonidos sanadores que mejoren nuestro día a día.


Ana Lucía Fariña, Ma.MBA. EYT-500

Músico, Fundadora de Pranaluz Conscious Living. Desde hace más de una década es profesora de Yoga, Meditación & Mindfulness, imparte retiros, cursos, viajes con sentido y capacitaciones en diversas partes del mundo.  


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí