Lo ordinario y la creatividad

0
125

Por Mariana Evans
@marianaevansm

La creatividad se ve como esta capacidad de pensar fuera de la caja (“think outside the box”), de generar soluciones innovadoras para los retos que nos pone la vida, de descubrir soluciones que nos hagan decir: ¡GUAU! Jamás se me hubiera ocurrido algo así.

Sin creatividad simplemente no habría progreso. De ella necesitamos en todos los aspectos y áreas de nuestras vidas. 

No es un bombillo que se enciende así no más y aparece de la nada. Las personas más creativas en esta industria no nacieron siendo grandes creativas, se hicieron grandes creativas. Es la dedicación, el experimentar, buscar inspiración en las cosas más simples; de ahí sale la creatividad.

Para referirme a la creatividad, me es inevitable enfocarme en mi carrera. En la publicidad la creatividad es algo esencial, desde que uno entra a la universidad es un pensamiento constante y una herramienta que se utiliza siempre. Nosotrxs, diseñadores publicitarios, publicistas y diseñadores gráficos dependemos de ella. 

Desde la primera tarea que hacemos en nuestra primera clase de la universidad la utilizamos, a veces de manera consciente y otras no tanto. 

Al hacer una campaña no importa qué hagás u ofrezcás; tu objetivo siempre será vender. ¿Pero cómo hacemos eso? Pues aquí es donde entra la creatividad. Cómo generas una campaña que mueva a tu consumidor que lo convenza de que tu marca es la solución que no sabía que necesitaba. Cómo conectar con las personas. 

La clave en ser un diseñador o publicista creativo está en prestar atención, tener curiosidad y querer aprender. Es difícil saber cómo piensan tus consumidores, pero no imposible; solo debés saber observar, entender qué hacen, qué les gusta, qué no, qué funciona y qué no y, a partir de ahí, se crea y se experimenta.

Por ejemplo, ¿les ha pasado que están en el cine viendo los anuncios antes de la película y pasa un anuncio de Coca Cola, termina e inmediatamente piensan “mmm que rico una Coca”?

Esa es una marca que ha sabido leer muy bien al consumidor. Es esa gota de creatividad la que los hace tan buenos; se trata sobre storytelling, saben apelar a las emociones, pero especialmente a la empatía. Todos los anuncios empiezan contando una historia y al final siempre nos muestran el producto. Para cuando llegamos al final, ya tenemos tanta conexión con la historia a un nivel emocional que la respuesta de nuestro cerebro es comprar el producto para tener lo mismo que los personajes del anuncio.  

Eso es ser creativo, tomar cosas del día a día, ordinarias, que muchas veces damos por sentado y convertirlas en algo extraordinario que llamen nuestra atención con solo una mirada y nos hacen querer creer que necesitamos comprar eso. 

“La curiosidad sobre la vida en todos sus aspectos, continúa siendo el secreto de las personas más creativas .” – Leo Burnett


Hola! Me llamo Mariana, tengo 22 años y soy diseñadora publicitaria.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí