Manual de instrucciones para ir al vivero

0
469

Por: Marijó Callejas, PlantCare
@plantcarecr

¡Que delicia aprovechar el rato en el vivero para contemplar las posibilidades maravillosas que nos permite vivir en el trópico! Tomate tu tiempo, respirá profundo, camina por los pasillos y disfrutá la compañía.

“Compré esta planta divina en el vivero y 15 días después no se qué le pasó, se puso toda fea”

Como un impulso de fin de semana te vas al vivero como la excusa perfecta para un date de auto chineo, el momento perfecto para relajarte y adentrarte en el mundo de las plantas. Dejame acompañarte a recorrer el vivero de manera PRO para que regreses a tu santuario con la planta ideal.

Antes de salir de casa

El éxito de esta aventura podría depender del antes de salir de casa. ¿Conocés el potencial que tiene tu casa para ser un santuario con plantas? 

Comencemos con estos 4 principios: ubicación, luz, aire, humedad.

  •   Entender las condiciones climáticas de la zona en la que vivís ¿Es necesario explicar las diferencias entre Coronado y La Guácima? Y entender hacia cuáles puntos cardinales están tus ventanas, para saber cuál tipo de luz va a ingresar por allí.
  •   Conocer tus condiciones de luz; todas las plantas ornamentales requieren luz natural (o una especial que la simule) para sobrevivir, te explico algunas condiciones de luz:

          o   Pleno sol: es dónde da el sol directo a medio día.

          o   Semisombra: debajo de un árbol o una pérgola, dónde ingresa un poco de sol a través de otra estructura y se va moviendo.

          o   Sol directo unas horas: es cuándo ingresa el sol a la casa por la mañana o por la tarde un par de horas. Ventanas hacia el este o el oeste.

          o   Sombra – Luz brillante: es cerca de una ventana hacia el norte y el sur.

          o   Sombra – Luz indirecta: es entre  1,5 a 2 m lejos de la ventana.

          o   Sombra – Luz baja: es a más de 2 m alejada de una fuente de luz natural o una ventana muy pequeña que da a un espacio techado. Aquí las plantas no prosperan bien.

PLANTCARE PRO TIP: Si no leerías un libro con esa luz, no podés poner una planta allí.


  •   Saber por dónde entra el chiflón en el espacio, hay plantas que no soportan las corrientes fuertes de aire pero todas necesitan que corra un poco el aire para desarrollarse.
  •   Comprender la humedad de los espacios: un balcón, una cocina o un baño son espacios más húmedos que una sala o tu cuarto, por ejemplo.

Conociendo el potencial de tu espacio, evitás llevar a casa una planta que no va a tener las condiciones adecuadas. Ejemplo: la suculenta Echeveria, necesita un rato de sol directo diario para mantener su forma, colores y florecer, pero si le cae el aguacero por 6 meses seguidos al año podrían proliferar hongos e incluso pudrirse. ¿Tenés en tu casa una ventana con ingreso de sol directo para la suculenta?

I

Para convertir tu casa en un santuario con plantas qué va primero ¿el diseño o la planta?

Depende. 

Si tenés en mente una planta específica, entonces antes de ir a comprarla leé un poco sobre sus necesidades y date un paseo por tu casa para asegurar que al menos haya un par de espacios adecuados (un par, por si en caso de que uno no le guste a la planta, tengás chance de probar el otro) .

Si lo que tenés es un rinconcito, un mueble o una mesa que querés mejorar con plantas, analizá qué características tiene ese espacio y entonces buscá opciones que tengan más probabilidad de adaptarse a esas condiciones de ubicación, luz, aire y humedad.

Es importante descubrir ¿Cómo te querés sentir en ese espacio? Y a partir de ello proyectar una imagen de lo que te gustaría ver: ¿Alto y frondoso? ¿Con ramas colgantes? ¿Redondo y compacto?

Ya en el vivero

¿Esta planta es de sol o sombra?, es la primera pregunta que hacen muchas personas cuándo llegan al vivero.

Al entrar al vivero, vas a detenerte y hacer un ejercicio de observación en plano general, observando todo el espacio hasta donde te alcance la vista. En los viveros las plantas se disponen según su necesidades, las que están afuera es porque son plantas de pleno sol y que además aguantan aguacero, normalmente los crotos, pringo de oro, veraneras están en esta ubicación.

Las que están cerca de las entradas pero ya techadas posiblemente sean de sol unas horas pero no reciben bien la lluvia; allí normalmente agrupan a las suculentas y los cáctus. Y todas las que están debajo de un sarán o láminas difusoras, adentro del lugar, son las conocidas como “Plantas de Interior”.

Las plantas de interior o se sombra normalmente son agrupadas en los estantes por familias de plantas, así que encontrarás todos los tipos de calateas juntas, todas las loterías, todos los filodendros y así.  Conocer esta lógica te va a ayudar recorrer los pasillos del vivero sin necesidad de preguntar con cada planta “¿Esta es de sol o sombra?”.

El momento de la elección

¡Que delicia aprovechar el rato en el vivero para contemplar las posibilidades maravillosas que nos permite vivir en el trópico! Tomate tu tiempo, respirá profundo, camina por los pasillos y disfrutá la compañía. Antes de apresurarte a elegir, dejá que las plantas sepan que estás ahí, si ponés atención y tenés suerte, podés sentir como se comunican con vos para pedirte que las lleves.

La gran variedad de opciones te puede confundir, no sabes cuál elegir, querés todo pero no es posible, así que hay que enfocarse y recordar el plan que hiciste antes de ir al vivero. Es el momento de recordar tu espacio y recordar cómo te querés sentir en ese espacio. Ya habías hecho alguna investigación rápida sobre tus necesidades y opciones, sólo falta buscar un “perfect match”

¡Finalmente encontraste el amor y te querés ir a casa con tus tesoros!

¡Alto!

¿Ya revisaste si la planta está sana antes de comprarla? Nunca más en la vida vas a comprar o aceptar una planta en tu casa sin revisar su condición en hojas como las Chiky (por arriba y por abajo), axilas, nudos, tallos, raíces, sustrato. Es fundamental hacer un escrutinio detallado tomate tu tiempo, vale la pena.

PLANTCARE PRO TIP:
El hecho de que esté en un vivero no significa que el 100% de las plantas estén 100% libres de plagas. Los viveros hacen un excelente trabajo de control de plagas pero no son infalibles.

¿Qué debo buscar?

  •   Signos de plaga: ninguna plaga permitida: cochinilla, escamas, caracoles, araña roja, gusanos, pulgones etc.
  •   Signos de pudrición de raíz o presencia de hongos: ninguna parte de la planta aguada, necrosada o con hojas perforadas.
  •   Sistema de raíces enrollado: que las raíces no se estén saliendo por los huecos de la maceta, incluso podés pedirle a la persona en el vivero que te enseñe las raíces, no debería de verse así:

PLANTCARE PRO TIP:
Fijate las condiciones de luz que tiene el vivero en el lugar donde tiene la planta y pregunta cuánto tiene esa planta allí. Las plantas necesitan adaptarse poco a poco a las nuevas condiciones de luz de tu casa para que no tenga un shock por recibir mucha más o mucha menos luz que la acostumbrada.

¿Cada cuánto la riego?

De las preguntas más frecuentes que se escuchan en el vivero. No te aconsejo que preguntés esto a una persona que no conoce las condiciones de tu casa.  Aquí saco el megáfono para provocar un cambio de chip.

PLANTCARE PROTIP: No se dice: cada cuanto la riego, se dice: cada cuánto reviso el sustrato para saber si necesita riego.

La frecuencia de riego depende de si estamos en época seca o lluviosa y depende de tu ubicación, la técnica de riego que usás, la cantidad de agua que ponés en cada riego, el tipo de sustrato que tiene tu planta, el tipo de maceta en la que está plantada. En fin, la persona del vivero te va a dar una respuesta genérica que puede poner en riesgo de muerte a la planta, posiblemente por sobre riego. Te propongo que investigués un poco sobre la humedad requerida en el sustrato y que lo vayas probando con frecuencia para verificar si la planta está sedienta. En la columna anterior “Operación cochinilla”  hablamos sobre las tres condiciones típicas de riego.

Volvé pronto

A partir del momento en que salís del vivero con una o más plantas, estás creando un nexo con otro ser vivo que comenzará a reconocer tu trato, tu voz e incluso tu estado de ánimo. Recordá que tus plantas no son decoración, estás conviviendo con seres vivos magníficos.

Gracias por dejarme acompañarte en el camino a convertir tu casa en un santuario natural. En la próxima edición vamos a conversar sobre qué hacer cuando llevás plantas nuevas a la casa.

Espero que tu próxima visita al vivero sea un completo éxito. Compartí tu experiencia en los comentarios o taggeanos en Instagram @plantcarecr


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí