La escoba

0
239

Por Daniel Sánchez
@danielsan02

Ríase de TODO; de lo malo, de lo bueno…

Si alguna vez nos encontramos en una vela o funeral, le ruego por favor que no se acerque a mí, a no ser que quiera reírse y pasar un momento incómodo en un lugar de lo que se supone debe ser serio y mesurado. No me malinterprete; no es falta de tacto o irrespeto, es que mi forma de relacionarme con el dolor, la angustia, la tristeza y demás sentimientos negativos en mi vida siempre ha sido la misma: riéndome. 

Hace algunos años tomé la extraña decisión, junto a dos amigos, de hacer reviews de hostales en Costa Rica. Como parte de las pruebas para ver si el proyecto era viable, nos hospedamos en un hostal en San José centro, Costa Rica Backpackers, ubicado a tan solo 500 metros del Poder Judicial y la verdad es que no tenía muchas expectativas del lugar.  Llegamos cerca de las 8:00 de la noche y, al entrar al lugar, nos encontramos con uno de los ambientes que, probablemente, es uno de los más extraños que he visto: personas vestidas con ropa de múltiples colores, con cortes de pelo extravagantes y haciendo toda clase de malabares y actos circenses que se acostumbra ver en las paradas de los semáforos de nuestro país, todo eso en un pequeño edificio de San José Centro.


“¿Qué carajos? “ pensé—, pero al mismo tiempo me dije: “Bueno estoy en un hostal, y tengo que hacer un review, puedo irme a dormir temprano como todo un amargado o interactuar con gente desconocida e intentar conectar” Que de paso me da un poco de ansiedad.

Escogí la opción #2 y obviamente fui con los personajes más bizarros: los payasos. Para mi sorpresa este grupo no era un grupo cualquiera, sino que correspondía al escuadrón de payasos de Patch Adams o como se le conoce popularmente el doctor de la risa.
Simplemente no podía creerlo.

Este doctor que se mereció su propia película, es uno de los padres de la risoterapia. Aunque esta no es considerada como una terapia en sí, (ya que no cura enfermedades directamente) es bien sabido que, por medio de la risa, se liberan endorfinas y serotonina. Además, puede aliviar tensiones, reducir la ansiedad, el estrés, el insomnio y obtener muchos beneficios mentales y emocionales.  

¿Cuál era la posibilidad de que yo, siendo un charlatán, me encontrara con el grupo de payasos del doctor de la risa? Esto no podía ser una coincidencia. 

Desde ese día mi camino y el camino de la risa han estado estrechamente relacionados. Siempre que veo a alguien llorando mi primer instinto no es darle consuelo, sino hacerla reír. Durante mi carrera como creativo publicitario, mi sello personal también ha sido la risa. Si no es gracioso, no soy la persona idónea para el trabajo. Así se lo he dicho algunas veces a mis jefes.



He hecho sketches, radionovelas, programas de comedia y un montón de subproductos con el objetivo de hacer reír a las demás personas y, de paso, reírme yo también. ¿Por qué? Porque al reír nos olvidamos de todo, aunque sea un segundo y puede que ese segundo sea lo único que necesitamos para comenzar de nuevo, para levantarnos, para salir de donde sea que estemos o para dejar ir algo o alguien.   

Irónicamente uno de los amigos con el que disfruté ese día en el hostal una de las experiencias más cómicas, significativas y graciosas de mi vida, murió trágica e inexplicablemente 2 años después. Al darme cuenta de su muerte lo primero que pensé fue: ¿Cómo la vida es tan fugaz? ¿Cómo un momento, una decisión o un segundo determina el curso de nuestra vida? Y al recibir y aceptar la noticia vino a mi mente esa noche con los payasos de Patch Adams y cómo nos reímos durante horas y disfrutamos la vida en ese instante y también en muchos otros. Y entonces, hubo paz.   

Así que hoy le quiero dar un consejo a quien esté leyendo. Independientemente de lo que esté pasando o tenga que dejar ir en su vida, ya sea tristeza, dolor, angustia, estrés, desilusión, algún sentimiento negativo, alguna situación laboral, familiar o de pareja: Ríase.

Ríase de TODO; de lo malo, de lo bueno, de usted mismo, de cosas tontas e insignificantes, de cosas serias también. Vea una película, salga con sus amigos, vea un especial de stand up comedy o ponga en la radio al Porcionzón. No importa de donde venga la raíz de su risa, pero sea intencional en buscar sonreírle a la vida y verá el poder que existe en la risa para sanar su alma, aunque sea por unos segundos y ¿por que no?, de por vida.  

Así que ya sabe, sea como la escoba que siempre barriendo 🥁 Tu tun psst.


 

Comunicador de profesión, charlatán amateur  

 


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí