Cómo manejar el dolor pélvico crónico con cannabinoides

0
698

Por Lucía Sandoval

El estudio observacional de los componentes del cannabis para fines medicinales ha resurgido.

 

De las condiciones ginecológicas que más angustian tanto a la paciente como al médico tratante, es la presencia de dolor pélvico asociado o no a la menstruación, cuyo diagnóstico y tratamiento continúan siendo todo un reto para los profesionales

Entre las patologías causantes de dolor pélvico con la menstruación, definido como dismenorrea, o de dolor no asociado al ciclo menstrual, se encuentran:

  1. Miomas uterinos
  2. Adenomiosis
  3. Enfermedad pélvica crónica
  4. Síndromes adherenciales posteriores a cirugía
  5. Endometriosis
  6. Desórdenes gastrointestinales
  7. Otros

Ante una mujer en edad reproductiva con un cuadro crónico de dolor, principalmente asociado a la menstruación, que no mejora con el uso de analgésicos, antiinflamatorios, o tratamiento hormonal anticonceptivo, asociado a infertilidad, debe pensarse en la endometriosis como primera posibilidad diagnóstica.

La endometriosis por ser una condición crónica cuyo origen no es bien conocido a pesar de ser estudiada desde hace muchos años y existir varias teorías al respecto, se considera un proceso inflamatorio crónico con repercusiones muy serias en la vida personal, familiar y laboral de la mujer que afecta su calidad de vida. Por esto se hace necesaria la intervención no solo del médico ginecólogo, sino de otras medidas como la sicoterapia, hipnoterapia, manejo en clínicas del dolor y otros. Esto se presenta principalmente cuando las alternativas de tratamiento hormonal, antiinflamatorios, analgésicos y / o cirugía no surten el efecto que toda mujer que sufre de esta patología desea: el alivio o desaparición del dolor crónico.

El estudio observacional de los componentes del cannabis para fines medicinales ha resurgido. Esto ha ocurrido, principalmente, con el tetrahidrocannabinol (THC) presente en las hojas y flores femeninas no fecundadas, y el  cannabidiol (CBD) que se encuentra presente en una proporción menor en las hojas y mayormente en el tallo (cáñamo), y que está prácticamente desprovisto de THC. Han aparecido muchos reportes recientes de sus efectos positivos para la mejoría del dolor de origen neuropático del efecto del THC para tratarlo. Lo mismo ocurre con los espasmos dolorosos en la condición neurológica denominada esclerosis múltiple, en que se ha demostrado su eficacia.

Si consideramos que el dolor pélvico asociado a condiciones como la endometriosis es de origen neuropático, el uso de cannabidoides como el CBD podría ser una alternativa de manejo por su efecto de activación de los receptores a nivel del Sistema Nervioso Central en los receptores CB1, con efecto positivo  sobre las respuestas de ansiedad, estrés, emoción, miedo y dolor. 

Es importante recalcar que las observaciones demuestran que el componente cannabidiol (CBD) no tiene propiedades psicoactivas aparentemente, y se ha aprovechado en la industria para la producción de aceites que se ofrecen en la actualidad, así como productos de uso oral con buena respuesta ante la ansiedad, estrés provocado por el dolor crónico

El enfoque de la mujer con dolor pélvico crónico debe ser individualizado, tomando en cuenta su percepción sobre el manejo del dolor y el impacto  en su vida personal, social, familiar y laboral, así como sus experiencias con tratamientos médicos previos y la información que maneja respecto a medidas alternativas como el uso de cannabinoides . Si tiene condiciones médicas preexistentes como diabetes, hipertensión arterial, uso de medicame.ntos anticoagulantes, inmunosupresores y otros que podrían contraindicar el uso de estos componentes

Sin embargo, cada día aparecen más reportes sobre su uso en patologías crónicas en que el dolor es el síntoma principal, y que genera a su vez afectación en la calidad de vida tanto en el plano emocional,interpersonal, como en el plano social y laboral. Se debe considerar a pesar de que no existen estudios controlados basados en evidencia para el grupo específico de mujeres portadoras de dolor pélvico crónico


La Dra. Lucía Sandoval Chaves es Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Costa Rica. Además es Ex Jefe de Servicio de Obstetricia. Hospital México y Miembro de la Asociación Nacional de Obstetricia y Ginecología de Costa Rica.


 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí